La Familia: Una narración que nos cuenta el mundo.

Una familia una narracion

¿Hay uno hilo conductor en nuestras vidas? ¿Has tenido la sensación alguna vez de estar cumpliendo un mandato, de tener un sino, de caer una y otra vez en lo mismo? Optamos por unas cosas y excluimos otras. Cuando nacemos no somos un papel en blanco. Nos esperan y posiblemente ya hay expectativas, o están enfadados con nosotros antes de vernos, o no nos esperaban,…Nos esperan muchas historias familiares, objetos, sonrisas, tristezas, ausencias…la familia, una narración que nos cuenta el mundo.

      Todos nacemos en el seno de una familia , y en gran medida dividimos el mundo entre los nuestros y los otros. “Los otros” también viven en el seno de una familia. Francoise Zonabend decía que la familia es, como el lenguaje, un atributo de la condición humana.

        La familia….en ella se produce en muchas ocasiones las heridas del alma, también nuestras dichas. Es fundamental para el desarrollo psicológico del individuo, puesto que proporciona el entrenamiento y el sostén necesario para ello. Nuestra personalidad se construye en relación con los “otros significantes” como decía Mead (psicólogo y filósofo americano). Simmel (sociólogo alemán) afirmaba que la identidad individual se construye a través del sentimiento de pertenencia a diversos grupos. Uno de los grupos más influyentes e importantes a los que pertenecemos, es la familia.

Pues sí, nacemos en el seno de una familia y antes de realizar ninguna crítica, asimilamos. Establecemos una relación determinada con este contexto, lo aceptamos, lo rechazamos, nos rebelamos, nos aislamos…y adoptemos la posición que adoptemos, siempre lo tenemos en cuenta. Las relaciones familiares probablemente marcarán las relaciones sociales posteriores. La familia es nuestra primera referencia del mundo y nos influirá en la visión que tengamos de este.

la familia_constelaciones-familiares-Madrid_movimiento-auténtico_web2

Y al igual que cada persona está en una familia, la familia está en la persona. Así, cuando miramos a alguien podemos ver a su familia, presente en su manera de hablar, de moverse, de ver y de interpretar el mundo.

Los miembros de una familia compartimos significados que nos proporcionan un sentimiento de pertenencia, fundamental para nuestra identidad y supervivencia. Estos significados forman un discurso familiar, un cuento, una narración y una forma de narrar las cosas. Hay quien dice que la familia “es un proyecto que se realiza a través del discurso”. El discurso no solo son palabras, a veces no hay palabras y hay “lo que todo el mundo sabe”.

        Con “la novela familiar” se producen transacciones de una generación a otra incluyendo conflictos del pasado familiar. Estas historias influirán en todas las áreas de la persona. Podríamos decir que la biografía personal es un conjunto de narraciones. Hay una gran intercomunicación en las narraciones familiares y su trama es significativa en la vida psíquica de los individuos.

Todos tenemos relatos familiares. Al igual que los cuentos, estos relatos nos transmiten infinidad de cosas. Ideas, emociones, proporcionan una fuente de fantasías y nos dan información de quienes somos y de dónde estamos. No sólo con lo que nos cuentan, sino también con lo que omiten. Tenemos múltiples relatos que nos ofrecen la posibilidad de idealizar, querer, odiar, identificarnos. ¿Cómo se conocieron nuestros padres? ¿Qué pasó con la abuela? Si prestamos atención y nos acercamos a las historias de las personas, nos estaremos aproximando a ellas y al lugar del que provienen.

Nuestras narraciones son un espacio flexible. Es posible modificarlas y así generar cambios orientados hacía la salud. Aparecerán nuevas formas de contarnos las cosas, nuevas miradas.

 

Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe nuestras actividades en tu email

QÍ SALUD Y DESARROLLO
Calle Hermosilla 64, 4º C
28001 Madrid